sábado, 2 de abril de 2011

Poesía, Paul Celan y el Sena

PAUL CELAN
Rumania-Francia 1920-1970

Cambio de lugar en las substancias:
ve hacia ti, adhiérete,
con desaparecida
luz terrena,
oigo que éramos
una planta del cielo, eso
está por demostrarse, desde
arriba, a lo
largo de nuestras raíces,
dos soles hay, escuchas,
dos,
no uno— sí
¿y qué?


Poeta rumano de origen judío nacido en Chernovtsi en 1920.

Creció en un ambiente familiar donde se manejaron varios idiomas, razón por la cual habló fluidamente el rumano, el alemán, el ruso, el francés y el hebreo. En 1938 inició estudios de medicina en París y al estallar la  II Guerra mundial regresó a Rumania donde fue condenado a trabajos forzados mientras sus padres morían en un campo de concentración.  Liberado por los rusos en 1944, trabajó inicialmente como traductor y editor en Bucarest y Viena, para radicarse definitivamente en París donde obtuvo en 1950 la Licenciatura en Filología y Literatura por  "L'Ecole Normale Superieure". Más tarde adquirió la nacionalidad francesa.

Considerado como el más importante poeta en lengua alemana de la posguerra, alcanzó la fama desde la primera publicación surrealista "Amapola y memoria" en 1952,  gracias al lenguaje innovador y a su perfecta sintaxis.

Tradujo entre otros, a Rimbaud, Mandelstam, Michaux, Char, Valéry y Pessoa. 

En 1960 obtuvo el premio Georg Büchner,  y a partir de 1965 fue internado varias veces en un asilo psiquiátrico donde escribió varios textos en hebreo.
 
Se quitó la vida arrojándose al Sena en 1970.

Fuente: http://amediavoz.com/celan.htm
_________________________________

Durante los 20 años en que Paul Celan se radicó en París, surgieron sus libros principales de memoriosa pluma, hasta que las aguas del Sena recibieron su cuerpo.

Aún puedo verte: un eco
palpable con palabras-
antenas, en el filo
de la despedida.

Tu rostro suavemente rehúye,
cuando de pronto
aclara en mí
como lámpara, en el lugar
donde más dolorosamente se dice nunca.
 __________________________________


__________________________________

Pigalle, La Seine


Corona

En mi mano
el otoño devora sus hojas: somos amigos.
Le extraemos el tiempo a las nueces y le enseñamos a irse:
el tiempo regresa en la cáscara.
En el espejo es domingo,
en el sueño dormimos,
la boca habla verdades.
Mi ojo desciende hasta el sexo de la amada:
nos miramos,
nos decimos cosas oscuras,
nos amamos como amapola y memoria,
nos dormimos como el vino en las conchas,
como el mar en el rayo sangriento de la luna.
Desde la calle nos miran abrazados en la ventana:
es tiempo de que lo sepan,
tiempo es de que la piedra se acostumbre a florecer,
es tiempo de que te compadezcas del desasosiego.
es tiempo de que sea tiempo.
Es tiempo.

Es tiempo de su poesía, 
inmortal amapola del sueño...

2 comentarios:

  1. Graciela, Rosario, Argentina2 de abril de 2011, 08:52

    No conocía la poesía de este autor, y debo confesar que tampoco conozco mucho de poesía.
    Pero, me ha gustado mucho la presentación.
    Es posible, que, a mi pedido, coloque algunas otras poesías más de este poeta?
    Muchas gracias, es hermoso esta página

    ResponderEliminar
  2. Interesante presentación, con esa hermosa foto de Notre Dame y el Sena, iluminado.
    Toda una poesía!
    y Paris es poesía pura, incuestionable.

    ResponderEliminar

¿Qué opinas? ¿Qué sientes?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...